El Canon del Agua

El canon del auga y el coeficiente de vertedura son dos nuevos tributos que fueron creados por la Lei 9/2010, del 4 de noviembre, de aguas de Galicia. No obstante, el inicio de su aplicación no tuvo lugar hasta el 1 de julio de 2012, momento en el que entró en vigor el Decreto 136/2012, del 31 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento del canon del agua y del coeficiente de vertido a sistemas públicos de depuración de aguas residuales.

 

El Canon del Agua

El canon del agua, que viene a sustituír al actual canon de saneamiento, será un canon de carácter finalista, es decir, financiará única y exclusivamente las actuaciones en materia de abastecimiento, saneamiento y explotación de depuradoras de aguas residuales y gestión de nuestros ríos, y tendrá como uno de sus objetivos primordiales fomentar el uso racional del agua y el ahorro de la misma.

El nuevo canon mejora el actual canon de saneamiento incorporando criterios de progresividad y equidad:

  • Progresividad porque la tarifa doméstica se estructura en diversos tramos según el consumo, y porque considera para esos tramos el número de personas por vivienda: lógicamente, consumirá más una vivienda con 5 que otra con 2 personas.
  • Equidad porque los ciudadanos pagarán el mismo Canon del Agua independientemente de donde vivan.
  • Se aplicarán descuentos a familias numerosas (50%), así como a comunidades de usuarios (traídas vecinales) y captaciones propias (90%).
  • Al primer tramo se le puede llamar “tarifa social”: si se consumiese dentro de este tramo, únicamente se pagarían 0,5 €/mes.

 

El Coeficiente de Vertido

El coeficiente de vertido es una taxa que está vinculada a la prestación del servicio de depuración por parte de Aguas de Galicia, de manera que sólo estarán obligados a su pagamiento los usuarios a los que se le preste dicho servicio de depuración por parte de Aguas de Galicia.

El coeficiente de vertido también se trata de un tributo finalista cuya recadacción estará destinada exclusivamente al financiamiento de los gastos de explotación e inversión de las infraestructuras de depuración que gestione la Administración hidráulica de Galicia, incorporando en su configuración los mismos criterios de progresividad y equidad que el Canon del Agua, así como el mismo sistema tarifario y de bonificaciones.